Donde Quiera que Estés, Mantente Plenamente Presente.

Trata de encontrarte quejándote, de palabra o pensamiento, de la situación en la que te encuentras, de lo que los dicen o hacen, de tu entorno, de tu situación de vida, incluso del tiempo. Quejarse siempre es no aceptar lo que es, y conlleva invariablemente una carga de inconciencia y negatividad. Cuando te quejas, te conviertes en una víctima; cuando te expresas, asumes tu poder. Por tanto, cambia la situación emprendiendo una acción o expresando lo que piensas siempre que sea posible o necesario; abandona la situación o aceptándola.

No hay comentarios.: