lección No.1 (por treintava vez):

no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos

No hay comentarios.: